Setas shiitake, un manjar saludable

Paulatinamente, se han ido introduciendo en Occidente algunas de las recetas e ingredientes de la dieta asiática, un tipo de alimentación conocida por sus beneficios para la salud. Uno de los ingredientes más populares de la alimentación asiática son las setas shiitake (lentinula edodes), una seta proveniente de oriente, el nombre de la cual significa “seta deliciosa” en idioma chino.

setas-shiitake

Propiedades para la salud de las setas shiitake.

Actualmente dentro de el mundo de la medicina, cada vez se le da más valor al impacto que tienen los hábitos de alimentación en la prevención de enfermedades y el mantenimiento de la salud. Gracias también a la difusión de estos valores, cada vez más, las personas intentan mantener una dieta saludable y encontrar alimentos que les ayuden a hacerlo, así como plantas medicinales, que puedan prevenir la aparición de enfermedades.

Actualmente, la venta de los hongos comestibles y concretamente de las setas shiitake ha aumentado de forma exponencial, ya que cada vez son más conocidos los beneficios que estas aportan a la salud humana, además de las múltiples posibilidades que abren en nuestra cocina. Por estos motivos el shiitake se ha convertido en el hongo más consumido del mundo.

Las setas shiitake han sido investigadas, entre otras cosas, por sus ventajas inmunitarias, ya que pueden servirnos de ayuda para problemas víricos y bacterianos, dado que ayudan a estimular la producción de interferón, macrófagos y linfocitos T. Estos hongos pueden convertirse en un valioso aliado en casos de herpes, gripes o resfriados.


Otros de los beneficios de estas setas es que favorecen el control de la hipertensión, ayudan a reducir el colesterol y disminuyen la viscosidad de la sangre, así que puede ser una buena idea consumirlas si se padece algún tipo de enfermedad cardiovascular, por su contenido en Eritadenina y un tipo de fibra conocida como Chitin.

Las setas shiitake en la cocina

Las setas shiitake habitualmente se presentan frescas o deshidratadas. Os explicamos cómo preparar setas shiitake deshidratas, pues son las más populares.

Antes de empezar a cocinar con setas deshidratadas, éstas deben remojarse en agua caliente alrededor de 30 minutos, para su correcta hidratación. Si lo deseas, puedes guardar el agua en la que has remojado las setas para preparar un delicioso caldo. Si tienes pensado usar estas setas para preparar una sopa, no es necesario que las rehidrates previamente, simplemente pon los hongos secos en el agua hirviendo a fuego bajo durante unos 10 o 15 minutos.

Antes de servir o incorporar las setas en algún plato, es conveniente retirar los tallos duros en caso de que los haya. Estas setas combinan perfectamente con casi cualquier plato y pueden aportar cuerpo a nuestras recetas. Lo más habitual es cocinarlas con sopas o salteadas con verduras.

No esperes más a probar este delicioso producto, en nuestra herbodietética online puedes comprarlas deshidratadas, como suplemento alimenticio en polvo o incluso preparar originales canapés y bocadillos con el sabroso paté vegetal de shiitake.

Alimentos que dan vida: la remolacha

Algunos alimentos tienen unas excelentes propiedades nutricionales y resultan muy beneficiosos para nuestro organismo, aportándonos gran cantidad de vitaminas minerales sin suponer un aporte calórico importante ni desequilibrar nuestra dieta. Este tipo de alimentos pueden ser nuestros aliados para cocinar platos deliciosos y saludables, y así poder cambiar nuestro recetario habitual por uno creativo y beneficioso para nuestro organismo.

La remolacha (beta vulgaris) es uno de los grandes desconocidos en nuestra cocina, a pesar de que se cultiva de forma masiva para otros fines, como la extracción del azúcar o la obtención de alcoholes. De esta planta destacan dos aspectos dependiendo de la variedad. Algunas variedades de esta planta se cultivan para el consumo de sus hojas (las acelgas) y otras para el consumo de la raíz o tubérculo, a lo que comúnmente denominamos remolacha remolacha roja.

remolacha-receta

Este tubérculo es fantástico para cuidar nuestra salud, considerada un superalimento, por su contenido en betacianina, mineralesvitaminas del grupo B tiamina, principalmente. Los efectos sobre el organismo de estas propiedades son diversos. Por una parte, la betacianina betanina, es un potente antioxidante y anticancerígeno, que nos ayudará a mantener el envejecimiento de nuestras células a raya, promoviendo además que nos sintamos saludables y vigorosos. Junto con el ácido fólico que también encontramos en su composición, hacen un equipo ideal para combatir el envejecimiento.

Los minerales como el hierro y el magnesio nos ayuda a reminalizar nuestro cuerpo y pueden servir para reforzarnos en momentos delicados como la menstruación o la anemia. Su riqueza en fibras hace, además, que nos ayude a tener buenas digestiones, y además tiene una importante función drenante, ayudando a limpiar el organismo de toxinas.

En lo que respecta a su papel en las recetas de cocina, generalmente se utiliza por su atractivo color, que hace que cualquier plato se vuelva mucho más sugerente a la vista. Aunque habitualmente utilizamos la remolacha únicamente en ensaladas, este producto es mucho más versátil. Podemos cocinar gran cantidad de platos de todo tipo, desde dulces – los azúcares de la remolacha son  ideales para este tipo de platos sin necesidad de otro tipo de endulzantes – a salados: cremas, croquetas, salsas, etc. Podemos comerla en crudo, encurtida o cocida.

Si, aún así, su sabor nos desagrada pero queremos disfrutar sus propiedades, también podemos encontrar productos de herbodietética que las aprovechan: la remolacha en polvo y el jarabe antioxidante que la contiene son algunos de los más populares.

Una alimentación sana, la clave para vivir más y mejor

Estos días todo el mundo habla del dictamen de la OMS en el que se declaran las carnes procesadas y la carne roja como productos cancerígenos para el ser humano. Una vez más, una noticia como esta nos hace reflexionar sobre qué comemos y cómo nuestra alimentación puede llegar a determinar nuestra calidad de vida.

Una de las claves para alimentarse de forma saludable parece muy sencilla pero, teniendo en cuenta nuestro actual ritmo de vida, es mucho más compleja de lo que parece: cocinar a partir de ingredientes de mercado. Pasar por el mercado y adquirir las materias primas como frutas y verduras, especialmente si son de temporada, puede ayudarnos a mantener una alimentación sana.

Nuestra acelerada vida en muchas ocasiones no nos permite disponer del tiempo necesario para cocinar platos saludables y gustosos, que requieren de un largo tiempo de cocción, como legumbrescereales, etc. Esto hace que a menudo acabemos recurriendo a versiones de comida rápida de supermercado, cuyos ingredientes suelen incluir muchos aditivos o ingredientes que permiten que se conserven mejor, que no esperaríamos encontrar, y con los que no nos encontraríamos de prepararnos la comida en casa.

alimentación-sana

Por otra parte, debemos conocer nuestro cuerpo y, ante todo, respetarlo. Para ello, simplemente basta con informarse un poco y conocer cuáles son los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, y cuáles son aquellos que deberíamos consumir, en todo caso, con moderación. Una alimentación sana es una alimentación equilibrada, aunque sí deberíamos inclinarnos hacia una dieta en la que predominen las frutas y verduras.

Muchos ya sabemos que tomar la determinación de llevar una alimentación sana no conlleva renunciar al sabor, ni mucho menos. Muchas personas se sorprenderían al probar platos elaborados a partir de ingredientes totalmente saludables para el cuerpo, y ricos de sabor. Una de las cuestiones primordiales para conseguirlo es conocer y saber utilizar las especiastanto por su sabor y aroma como por sus múltiples beneficios.

Si todavía no tenéis muy claro como cambiar vuestra dieta para hacerla más saludable, en nuestra sección de libros podéis encontrar algunas amenas lecturas con las que iniciaros en la materia, como los exitosos libros de Odile Fernández sobre alimentación anticáncer.

Con estos consejos y algo de mano en la cocina, podréis conseguir llevar una alimentación saludable y deliciosa, y notaréis rápidamente sus efectos beneficiosos sobre el organismo. Quién sabe, igual de esta forma acabáis encontrando al cocinero que lleváis dentro.

Musicoterapia, mucho más que relajación

Aunque normalmente hacemos hincapié en que nuestra salud depende de que llevemos hábitos de vida saludables y nos alimentemos adecuadamente, nuestro estado anímico y emocional también tiene mucho peso en nuestra salud.

Por ello, hoy os hablamos sobre la musicoterapia. Cada vez es más sencillo escuchar música en cualquier lugar, pero eligiendo la música adecuada para cada momento, podremos experimentar gran cantidad de beneficios en nuestro cuerpo.

La musicoterapia es una terapia que estimula nuestra mente, y podemos practicarla tanto de forma activa – produciendo dicha música, ya sea cantando o tocando algún instrumento – o receptiva, es decir, escuchándola. La más sencilla para muchos es la segunda, ya que no todos tenemos la habilidad de producir música, aunque es seguro que la mayoría de nosotros canturreamos en algún momento del día, por aquello que dice el refrán de que “el que canta, sus males espanta”.

musicoterapia

Si nos planteamos la musicoterapia como una vía para sentirnos mejor y queremos practicarla en casa, debemos tener en cuenta que nos aportará beneficios sensoriales y cognitivos, ayudándonos también a mejorar nuestra memoria e imaginación.

Podemos utilizar música relajante para practicar la meditación. En nuestra herbodietética online encontraréis una selección de CDs ideal para este propósito. La música relajante es ideal para aprovechar y vaciar nuestra mente después de un día estresante de trabajo, o simplemente para desconectar del mundo y sentirnos bien con nosotros mismos, algo que ayudará a nuestro autoconocimiento.

La música funciona de una forma muy especial en nuestro cerebro, activando gran cantidad de zonas relacionadas con el bienestar y el placer, además de áreas cognitivas que se encargan de decodificar lo que escuchamos. Esto convierte a la musicoterapia en una vía ideal para estimular nuestro cerebro de varias formas, por una parte una más racional, y por otra una más emotiva.

También podemos emplear la música para practicar yoga música para taichi, lo que nos ayudará a evadirnos y concentrarnos en nuestros movimientos, promoviendo que vaciemos nuestra mente y nos centremos en nuestro cuerpo. Para este tipo de actividades, así como para la meditación, es recomendable que escuchemos música inspirada en los sonidos de la naturaleza, una música calmada que nos ayude a relajarnos, sin grandes contratiempos pero con un sonido envolvente.

Con la música adecuada, podremos liberar el estrés, conectar con nuestro ser y evadirnos de la rutina que en ocasiones nos impide tener en cuenta nuestras emociones para alcanzar el bienestar.

Cosméticos naturales, lo mejor para tu piel

En los cambios de estación, muchos sufrimos la caída del cabello o distintos problemas cutáneos o enfermedades de la piel, como eczemas o sequedad. En ocasiones estas afecciones se ven reforzadas por la cantidad de productos químicos que utilizamos en nuestros rituales habituales de higiene y belleza, por lo que podemos intentar mejorar el estado de nuestra piel y nuestro cabello por distintas vías.

cosméticos naturales

Por una parte, podemos consumir complementos nutricionales que nos ayudarán a mejorar el cuidado de la piel y el cabello desde dentro. Uno de los complementos alimenticios que nos ayudará a mejorar el estado de nuestra piel es el aceite de onagra, muy recomendable para combatir eczemaspsoriasis o como remedio natural para el acné. También podemos tomar comprimidos de colágeno queratina, con gran cantidad de componentes beneficiosos para la salud de la piel que ayudarán a que se mantenga tersa, hidratada y luminosa. Asimismo, podemos recurrir a los betacarotenos o las enzimas digestivas vegetales.

Por otra parte, si no queremos tomar comprimidos, podemos comenzar por cambiar los productos que utilizamos en nuestra higiene habitual. Por una parte, podemos mimar nuestra piel y nuestro cuero cabelludo con cosméticos naturales en lugar de los habituales, que contienen gran cantidad de químicos que pueden resultar muy agresivos. Para los más pequeños, así como para los que tienen una piel muy seca o sensible, podemos utilizar el champú natural ecológico de caléndula, que calma la piel y no irrita los ojos, y contiene todas las propiedades beneficiosas de la caléndula.

Si en esta época del año acostumbramos a notar nuestro cabello débil, debemos recurrir a alguno de los remedios naturales para la caída del cabello. Una de las formas más sencillas de hacerlo es adquirir un champú natural anticaída o un champú que refuerce nuestro cabello aprovechando todo el poder de las plantas medicinales.

Por otra parte, en el caso de que notemos que nuestra piel se resiente, podemos recurrir a un completo tratamiento de belleza natural. Para comenzar, es recomendable que incorporemos a nuestro ritual la arcilla verde, para reminalizar y purificar la piel profundamente, además de protegerla. Tras este paso, podemos optar por distintos productos naturales que nos ayudarán a hidratar nuestra piel, dependiendo de sus necesidades. Podemos probar algunas cremas populares en la cosmética natural como la de aloe vera o la de jalea real.

Pasándonos a los cosméticos naturales notaremos cómo nuestra piel y nuestro cabello se ven reforzados y se muestran mucho más saludables, fuertes y gozan de un mejor aspecto.

Prepara recetas con algas, deliciosas y saludables

En ocasiones somos algo conservadores en cuanto a los alimentos que incluimos en nuestra dieta por simple tradición. Las materias primas que utilizamos habitualmente son aquellas que encontramos en las recetas tradicionales, principalmente productos de la tierra en la que nos hemos criado o donde vivimos.

Sin embargo, hoy en día es muy sencillo conseguir productos alimenticios de todo el mundo y disfrutar de una alimentación más saludable gracias a las propiedades de estos alimentos. Uno de estos productos, procedente de Japón, a los que estamos poco acostumbrados son las algas marinas. Las algas comestibles son un producto muy saludable, con numerosas propiedades beneficiosas para el organismo y, además, podemos preparar deliciosas recetas con algas.

algas

Las algas comestibles, como las algas wakame o las algas kombu  son muy apreciadas en todo el mundo, por sus propiedades y su sabor. Las algas ecológicas de la variedad wakame son muy útiles en dietas para bajar de peso, porque no contienen grasas. Además, son ricas en minerales, calcio, vitaminas del grupo B y resultan muy útiles para depurar el organismo. Por su parte, las kombu son muy adecuadas para mejorar el tránsito y cuidar la flora intestinal y, a su vez, son fantásticas para adelgazar, ya que estimula el metabolismo.

Otra de las diferencias entre estos dos tipos de algas es su textura. Las algas wakame son más finas que las kombu y, por tanto, son más rápidas de cocinar. Sin embargo, podemos usar ambos tipos para preparar distintas recetas con algas.

En cuanto a las recetas con algas wakame, destacan algunos platos más sencillos debido a lo rápidas que son de cocinar. Podemos tomarlas simplemente remojadas, cocidas como condimento para caldos o sopas, en ensaladas e infinidad de opciones, ya que además se puede añadir a purés o masas para albóndigas y similares, a las que aportará una textura muy agradable.

Por otra parte, podemos preparar recetas con algas kombu más elaboradas. De hecho, este tipo de alga combina especialmente bien con las legumbres, y además, por su contenido en ácido glutámico, consigue reducir su tiempo de cocción. Podemos, incluso, adquirir algas ecológicas combinadas con legumbres, como lentejas con algas. También podremos incorporarlas a platos más sencillos como lo haríamos con las wakame, pero teniendo en cuenta que deberemos dejarlas en remojo, como opción ideal, durante toda la noche, como lo haríamos con las legumbres.

Conociendo un poco más sobre ellas, podemos animarnos a incluirlas en nuestra dieta. Las algas son especialmente recomendables si seguimos una dieta macrobiótica, queremos perder peso o, simplemente, llevar una alimentación más saludable. Por su alto contenido en sodio y yodo, las personas con problemas de tiroides o hipertensión deberían evitar su consumo.

Remedios naturales para el estreñimiento

Los cambios en la rutina, el estrés y otros factores, como los cambios en la dieta, una alimentación deficiente o, simplemente, nuestro metabolismo, afectan a nuestra digestión. Esto se traduce en síntomas como digestiones pesadas o estreñimiento que, además de empeorar nuestra salud por la forma en la que metabolizamos los alimentos, hacen que nos sintamos mal, decaídos y faltos de energía.

Para evitar estos síntomas, podemos recurrir a distintos digestivos naturales. Por una parte, podemos revisar nuestra dieta y reforzar la presencia de alimentos ricos en fibra alimentos laxantes, que pueden funcionar como remedios caseros para el estreñimiento. En esta línea, podemos reforzar nuestro consumo de fibras a través de los cereales integrales, consumiendo más galletas ricas en fibra, muesli ecológico o reemplazando las versiones habituales de pasta, pan y arroz por otras integrales.

alimentos-fibra

 

También podemos comer más legumbres, unos alimentos con mucha fibralentejas ecológicasgarbanzos ecológicos… cocinándolas de forma creativa podremos disfrutar de una buena ración de legumbres en cualquier época del año. La mayoría de los frutos secos, las frutas como el coco, las frambuesas o los higos tienen gran cantidad de fibra, al igual que muchas verduras como los aguacates o las alcachofas. Además, todos estos alimentos son fáciles de digerir, contienen gran cantidad de nutrientes y, en gran medida, están compuestos por agua, lo que los hace muy fáciles de digerir.

En el caso de que los cambios en nuestra dieta por sí solos no consigan aliviar nuestros síntomas de malas digestiones o los alimentos para el estreñimiento no sean suficiente, podemos recurrir a algunos remedios naturales para el estreñimiento que encontraremos fácilmente en nuestra herbodietética online de confianza.

Podemos probar algunos de estos remedios naturales, como los cubos masticables Tránsito Intestinal de Ortis. Estos cubos, compuestos por higo y ruibarbo, principalmente, se toman por la noche, momento en el que harán efecto para que por la mañana podamos sentirnos notablemente más ligeros. También podemos optar por los comprimidos Comekal Biform, de Dietisa, que ayudan a mejorar el tránsito intestinal y ayudan a perder peso bloqueando la absorción de carbohidratos, o infusiones como Laxi Robis, a base de plantas medicinales como senfumaria menta piperita, que promueven el adecuado funcionamiento intestinal.

Combinando una alimentación variada, reforzando la presencia de los alimentos ricos en fibra, con uno de estos remedios naturales que aprovechan todo el poder de la naturaleza concentrado para ayudarte a mejorar tu tránsito intestinal, conseguirás olvidarte de las digestiones pesadas y el estreñimiento.

Consejos para reforzar el sistema inmunológico de cara al otoño

Ya es un hecho, nos despedimos del verano. Y, aunque a muchos nos cueste, llega el momento de despedirnos de la ropa ligera y de comenzar a sacar del armario chaquetas, pañuelos y pantalones largos. En los momentos en los que cambiamos de estación debemos tener especial cuidado con nuestra salud, ya que es muy fácil que nos resfriemos con los cambios de tiempo.

Además de los cambios de tiempo, el estrés de estas fechas también puede acabar afectando a nuestro estado de salud, por lo que os damos algunos consejos para reforzar el sistema inmunológico y algunas pautas sobre cómo subir las defensas para evitar que nuestra salud se resienta en estas fechas.

defensas

Para empezar, es muy importante controlar las horas de sueño y, aunque hayamos cambiado de rutina, debemos permitir que nuestro cuerpo repose al menos ocho horas diarias, para que se depure y comenzar el día con energía. Algunos productos de nuestra herbodietética online pueden ayudar a conciliar el sueño, principalmente los que contienen valeriana infusiones, jarabes o cápsulas –, ya que ésta es una de las plantas medicinales más eficaces para tranquilizarnos y descansar, o también melatonina.

También debemos tener en cuenta nuestra alimentación. Podemos tomar determinados alimentos para fortalecer el sistema inmune, si bien lo más recomendable es que mantengamos una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, que nos aporten todas las vitaminas y nutrientes que nuestro organismo necesita. La práctica habitual de deporte también contribuirá a que estemos más fuertes y saludables, ya que puede reforzar el sistema inmunológico de forma natural.

Si, a pesar de llevar un estilo de vida tan saludable como nuestras obligaciones nos permiten, empezamos a notarnos algo más débiles, podemos recurrir a distintos complementos nutricionales para reforzar el sistema inmune. Por ejemplo, las cápsulas Inmunilflor aprovechan el poder de la equinácea, la uña de gato o el Zinc para contribuir a que tus defensas estén al máximo. El jarabe Vital-Mech Decottopía, por su parte, es una receta de los indios canadienses para aumentar las defensas. Especialmente útiles, si comienzas a notar algunos leves síntomas de resfriado o defensas bajas, son los remedios que incluyen jalea real própolisTambién encontramos productos aptos para los más pequeños, que también atraviesan un momento de especial riesgo con la vuelta al cole, como el jarabe Osito Sanito Defensor, de Tongil, que contribuirá a reforzar el sistema inmune de los niños.

 

Superalimentos para tener una salud de hierro

Una dieta equilibrada, junto con una rutina de ejercicio y un buen descanso durante las noches son pautas elementales para que nos sintamos bien. Nuestro organismo, para funcionar adecuadamente, necesita una alimentación saludable, de la que pueda extraer todos los nutrientes esenciales; ejercicio para que nuestros órganos se mantengan en forma; y descanso para eliminar toxinas y reponerse.

superalimentos-remolacha

Lo que pocas personas conocen es que existen algunos alimentos que, además de aportarnos muchos de los nutrientes esenciales de forma concentrada, tienen muchos beneficios sobre nuestra salud. Son lo que llamamos superalimentos, alimentos con unas características y propiedades excelentes para la salud. Algunos de estos superalimentos son tan poco habituales en nuestra cocina como el alga chlorella, la spirulina, la acerola o las semillas de chía, pero también son superalimentos algunos productos muy fáciles de encontrar en cualquier despensa, como algunos hongos, la remolacha o el brócoli.

Estos alimentos tan ricos se pueden consumir como parte de nuestra dieta habitual, simplemente incluyéndolos en nuestras recetas de cocina de siempre, pero también se pueden tomar como complementos alimenticios, añadiendo superalimentos en polvo batidos detox, zumos, o simplemente disolviéndolos en agua.

Los superalimentos, además, son muy recomendables para la dieta vegana, ya que contribuyen a que el organismo esté fuerte y saludable y aportan una gran cantidad de nutrientes como vitaminas y minerales.

La acerola, por ejemplo, tiene propiedades como tonificante natural, además de que aporta numerosos minerales al organismo y contribuye a combatir la fatiga. El alga chlorella, por su parte, es un potente antioxidante natural. La remolacha es ideal para reforzar el sistema inmunitario y un fuerte reconstituyente por su impresionante riqueza en nutrientes.

Conseguir incluir de forma habitual estos superalimentos en nuestras recetas de cocina puede suponer un notable salto cualitativo en nuestra salud y, aunque ya llevemos una dieta equilibrada, pueden aportarnos un extra de energía.

Los superalimentos también son ideales para las personas que quieren perder peso sin que su salud se resienta. Aunque no son productos dietéticos en el sentido estricto, su alto contenido en nutrientes esenciales los convierten en el aliado perfecto para reducir las cantidades en nuestras comidas sin prescindir de los aportes nutricionales necesarios, por lo que no experimentaremos fatiga o pérdida de energía.

En resumidas cuentas, los superalimentos son ideales para la dieta de toda la familia, ya que sencillamente se trata de alimentos naturales con unas propiedades extraordinariamente beneficiosas para la salud.

Siéntete bien tomando leches vegetales

Las personas intolerantes a la lactosa o las que optan por pasarse a la dieta vegana suelen tener que hacer cambios sustanciales en su dieta para evitar los productos lácteos. Además, para muchas personas la leche animal puede resultar muy pesada de digerir.

Para estos casos u otros en los que, sencillamente, preferimos no tomar productos de origen animal, las leches vegetales son una alternativa ideal, y además pueden tener múltiples beneficios sobre la salud. Existen muchas variedades de leches vegetales, con distintos sabores y propiedades: leche de soja, leche de arrozleche de almendras, leche de nueces… La clave está en probarlas y decidir cuál se ajusta más a nuestras preferencias y a las necesidades de nuestro organismo.

leches-vegetales

La leche de origen animal puede desencadenar distintas incomodidades en nuestro cuerpo: digestiones pesadas, aumento de la mucosidad o pesadez son sólo algunas de las manifestaciones de una ligera intolerancia a la lactosa, aunque en el caso de los intolerantes a la lactosa los síntomas son mucho peores. Estas son algunas de las alternativas y sus características:

Leche de soja

La leche de soja es probablemente la leche vegetal que más popularidad ha logrado en los últimos años. Además de resultar más fácil de digerir, esta leche es baja en grasa y no contiene colesterol ni lactosa, por lo que es apta para el consumo por parte de los intolerantes a la lactosa. Tiene un alto contenido en calcio, potasio, magnesio, isoflavonas, y puede ayudar a mejorar la circulación y a rebajar el colesterol.

Si te gusta esta leche vegetal, recuerda comprar leche de soja ecológica. Puedes utilizarla para sustituir a la leche de vaca en la cocina, repostería, etc.

Leche de arroz

La leche de arroz es otra de las leches vegetales. Es ideal para perder peso por su bajo contenido calórico y, además, es muy saludable porque aporta al organismo triptófanos y vitaminas del grupo B, por lo que contribuye a nuestro bienestar. A la hora de utilizarla en la cocina sustituyendo a la leche animal, debemos adaptar las recetas teniendo en cuenta que la leche de arroz es muy ligera.

Leche de almendras

La leche de almendras es rica en nutrientes, por lo que es ideal para tratar casos de anemia. Su sabor es muy característico, contiene mucha fibra y nos ayudará a rebajar el colesterol, tener más energía.

Leche de nueces

La leche de nueces destaca por ser muy rica en antioxidantes naturales. Se puede utilizar en la cocina y, en repostería, aporta un delicioso y característico toque de aroma y sabor.