Musicoterapia, mucho más que relajación

Aunque normalmente hacemos hincapié en que nuestra salud depende de que llevemos hábitos de vida saludables y nos alimentemos adecuadamente, nuestro estado anímico y emocional también tiene mucho peso en nuestra salud.

Por ello, hoy os hablamos sobre la musicoterapia. Cada vez es más sencillo escuchar música en cualquier lugar, pero eligiendo la música adecuada para cada momento, podremos experimentar gran cantidad de beneficios en nuestro cuerpo.

La musicoterapia es una terapia que estimula nuestra mente, y podemos practicarla tanto de forma activa – produciendo dicha música, ya sea cantando o tocando algún instrumento – o receptiva, es decir, escuchándola. La más sencilla para muchos es la segunda, ya que no todos tenemos la habilidad de producir música, aunque es seguro que la mayoría de nosotros canturreamos en algún momento del día, por aquello que dice el refrán de que “el que canta, sus males espanta”.

musicoterapia

Si nos planteamos la musicoterapia como una vía para sentirnos mejor y queremos practicarla en casa, debemos tener en cuenta que nos aportará beneficios sensoriales y cognitivos, ayudándonos también a mejorar nuestra memoria e imaginación.

Podemos utilizar música relajante para practicar la meditación. En nuestra herbodietética online encontraréis una selección de CDs ideal para este propósito. La música relajante es ideal para aprovechar y vaciar nuestra mente después de un día estresante de trabajo, o simplemente para desconectar del mundo y sentirnos bien con nosotros mismos, algo que ayudará a nuestro autoconocimiento.

La música funciona de una forma muy especial en nuestro cerebro, activando gran cantidad de zonas relacionadas con el bienestar y el placer, además de áreas cognitivas que se encargan de decodificar lo que escuchamos. Esto convierte a la musicoterapia en una vía ideal para estimular nuestro cerebro de varias formas, por una parte una más racional, y por otra una más emotiva.

También podemos emplear la música para practicar yoga música para taichi, lo que nos ayudará a evadirnos y concentrarnos en nuestros movimientos, promoviendo que vaciemos nuestra mente y nos centremos en nuestro cuerpo. Para este tipo de actividades, así como para la meditación, es recomendable que escuchemos música inspirada en los sonidos de la naturaleza, una música calmada que nos ayude a relajarnos, sin grandes contratiempos pero con un sonido envolvente.

Con la música adecuada, podremos liberar el estrés, conectar con nuestro ser y evadirnos de la rutina que en ocasiones nos impide tener en cuenta nuestras emociones para alcanzar el bienestar.

Deja una respuesta